Conmemoración o Feliz día del Trabajo?

Escrito por Luis Quiroz

Hablar de feliz día del trabajo, es un tanto contradictorio, ya que la fecha que se conmemora este día recuerda una historia sangrienta, en donde una vez más la clase dominante (los mismos de siempre) abusó de la clase trabajadora. Pero como encontrar una forma o palabra para que siga esta tradición de reclamar este día como “Feliz”…

El 1 de mayo de 1886 , en Chicago, Estados Unidos , se iniciaron las huelgas en reclamo por una jornada laboral de 8 ocho horas. Esta movilización comenzó con más de 80 mil trabajadores y se extendió a otras ciudades, por lo que más de 400 mil obreros en 5000 huelgas simultáneas entraron en paro.

El punto de inflexión de la protesta tuvo lugar el 4 de mayo, en la masacre de Haymarket. Una persona, cuyo paradero se desconoce, hizo explotar una bomba que hirió 67 policías y mató a siete. Las fuerzas de seguridad respondieron con disparos de armas de fuego y acabaron con la vida de muchos trabajadores.

Si recordamos a los mártires de Chicago, que fueron asesinados en la horca, por pedir derechos que hoy son tan legítimos que nadie duda en respetarlos, estos mártires estaría de acuerdo? que este día sea celebración, de asados, de estar en nuestras casas descansando en un feriado irrenunciable, creo que sin ser irrespetuoso ellos estarían de acuerdo que es un día festivo, que sus muertes no fueron en vano, que cada año el mundo recuerda que su lucha dio un paso gigante para que que nacieran los Sindicatos.



Condenados a la Horca

Inicialmente, en el juicio en la Corte Suprema, ocho trabajadores anarquistas fueron condenados a la horca, aunque finalmente tres de ellos fueron a prisión. Tres de los cinco eran periodistas, uno tipógrafo y otro carpintero. Fueron los ‘los mártires de Chicago’.

A raíz de aquellos sucesos, en 1889 se declaró el 1 de mayo el Día del Trabajador por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional.

Las frases de los ajusticiados

Michael Schwab

Hablaré poco, y seguramente no despegaría los labios si mi silencio no pudiera interpretarse como un cobarde asentimiento a la comedia que se acaba de desarrollar. Lo que aquí se ha procesado es la anarquía, y la anarquía es una doctrina hostil opuesta a la fuerza bruta, al sistema de producción criminal y a la distribución injusta de la riqueza. Ustedes y sólo ustedes son los agitadores y los conspiradores.

Adolf Fischer

Solamente tengo que protestar contra la pena de muerte que me imponen porque no he cometido crimen alguno… pero si he de ser ahorcado por profesar mis ideas anarquistas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo inconveniente. Lo digo bien alto: dispongan de mi vida.

Albert Parsons

El principio fundamental de la anarquía es la abolición del salario y la sustitución del actual sistema industrial y autoritario por un sistema de libre cooperación universal, el único que puede resolver el conflicto que se prepara. La sociedad actual sólo vive por medio de la represión, y nosotros hemos aconsejado una revolución social de los trabajadores contra este sistema de fuerza. Si voy a ser ahorcado por mis ideas anarquistas, está bien: mátenme.

Hessois Auguste Spies

Honorable juez, mi defensa es su propia acusación, mis pretendidos crímenes son su historia. […] Puede sentenciarme, pero al menos que se sepa que en el estado de Illinois ocho hombres fueron sentenciados por no perder la fe en el último triunfo de la libertad y la justicia.

Louis Lingg

No, no es por un crimen por lo que nos condenan a muerte, es por lo que aquí se ha dicho en todos los tonos: nos condenan a muerte por la anarquía, y puesto que se nos condena por nuestros principios, yo grito bien fuerte: ¡soy anarquista! Los desprecio, desprecio su orden, sus leyes, su fuerza, su autoridad. ¡Ahórquenme!

…….

Un poco de historia, Feliz Día de Trabajo compañeros y compañeras

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *