Dia Internacional de la Mujer 2018

La historia de la humanidad se ha encargado de inculcar, casi como un dogma la «superioridad» entre un hombre y una mujer, hoy por hoy la mujer se ha ganado (por lo demás, absolutamente legitima) un lugar dentro de la mayoría de las sociedades modernas.

A las mujeres nadie le ha regalado nada, el 8 de marzo tampoco.

La historia se remonta a hace más de 100 años, concretamente el 8 de marzo de 1875, cuando cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica de textiles de Nueva York marcharon por las calles contra los bajos salarios, menos de la mitad de lo que cobraban los hombres. Esa jornada terminó con 120 mujeres muertas por la brutalidad policial y provocó que las trabajadoras fundaran el primer sindicato femenino. El 25 de marzo de 1911, tuvo lugar nuevamente uno de los mayores desastres de la industria en Estados Unidos. 146 trabajadoras murieron en un gran incendio de una fábrica textil a causa de derrumbes, quemaduras e intoxicación por humo y otras se suicidaron al no tener escapatoria. Los responsables de esas muertes fueron los propietarios de la fábrica Triangle Shirtwaist, que habían sellado las puertas de las escaleras y de la salidas para evitar que las empleadas robaran.

Esta terrible tragedia trajo importantes cambios en la legislación laboral y provocó el nacimiento del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

No fue hasta 1909 cuando se celebró por primera vez el Día de las Mujeres Socialistas en EEUU, un 28 de febrero. En 1910, la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas estableció el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

La feminista rusa Alexandra Kollontai, que entre otras cosas logró el voto para la mujer o la legalidad del divorcio, consiguió establecer el 8 de marzo como la fiesta oficial en la Unión Soviética. En España comenzó a conmemorarse en 1936 y la ONU oficializó esta fecha en 1975.

5 logros que marcaron la historia de la mujer en el mundo

DERECHO A SUFRAGIOSólo en 1893 la mujer tuvo derecho a voto sin restricciones en Nueva Zelanda, primer país en el mundo que ofreció dicha posibilidad y con esas características.

Chile en 1926 aprobó el voto femenino por la vía del Senado para las elecciones municipales. Sólo en 1952 las chilenas pudieron manifestar su preferencia en los comicios presidenciales.

PÍLDORA ANTICONCEPTIVA 
 Disociar  sexualidad y reproducción

Estados Unidos aprobó el Enovid 10 milígramos, que sería usado como píldora anticonceptiva en 1957, trayendo consigo la revolucionaria planificación de la maternidad.

 La píldora llega a Chile en los años ’60 y durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva se distribuye para controlar la alta tasa de fallecimientos que representaban los abortos clandestinos y los partos mal tratados.

 

DERECHO A SER INCLUIDA EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Las primeras universidades datan del siglo XI. Por ello es que sorprende que sólo en el siglo XX se haya abierto, en un comienzo, el ingreso de las mujeres a los planteles de educación superior.

 Si nos referimos a Chile, cabe destacar a Eloísa Díaz, primera médico de Sudamérica graduada en 1886. Caso aparte el de ella, pues recién varias décadas después fueron visibles grupos de mujeres que fueron en busca de su realización profesional a las universidades.

NO PROPIEDAD DE UN PADRE O UN MARIDO

 

Miles de años ha durado el patriarcado y con ello el machismo, miles de años las mujeres y los niños han sufrido la dominación y la esclavitud disfrazada de trabajo doméstico.

Gracias a esa lucha en la que muchas mujeres perdieron la vida, y otras muchas resultaron heridas, encarceladas, represaliadas y acosadas.

El gran logro de la lucha feminista no ha sido sólo liberar a las mujeres; los hombres también se benefician y se han beneficiado de estos triunfos sociales.

 

Dejar de ser el único proveedor de recursos para la familia.

  Tener la suerte de relacionarse con relacionarse con mujeres autónomas que ya no dependen económicamente de ellos.

 Responsabilizarse de su papel como padres y compañeros,

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *